Mostrando entradas con la etiqueta Mini Reseñas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Mini Reseñas. Mostrar todas las entradas

lunes, 8 de enero de 2018

Mini reseñas: especial no ficción (ciencia): Wulf, Wootton

La invención de la naturaleza, de Andrea Wulf
The Invention of Nature: How Alexander Von Humboldt Revolutionized Our World
Traductora: María Luisa Rodríguez Tapia
584 páginas
Editorial Taurus

Argumento:

Biografía de Alexander Von Humboldt, célebre naturalista del siglo XIX, aventurero, explorador, ecólogo... de larga e inquieta vida.

Comentario:

La no ficción no solo vive un buen momento en cuanto a producción sino también por su repercusión de las obras y la acogida entre el público. La obra de Andrea Wulf, en concreto, ha tenido bastante éxito a nivel internacional. Y no es de extrañar, debido a su calidad pese a algunos "peros". Si bien la obra está increíblemente documentada, y es una guía imprescindible para conocer la biografía de Humboldt y sus aportaciones y grandísima influencia, también es verdad que a veces parece que te mete capítulos un poco de relleno, hablando con excesivo detalle de otros personajes, más o menos relacionados (algunos con relación un poco dudosa), como Darwin, Thoreau, Haeckel, Muir, etc, que alargan el libro muchísimo.

Las mejores partes: la que describe las aventuras de Humboldt en América, que podría ser casi una novela, y el emotivo prólogo donde se nos narra la reacción mundial a la muerte del naturalista, que pone de manifiesto lo global de su fama y repercusión, algo que incluso hoy en día sorprende.

A veces, debido a la gran extensión, la autora se repite un poco en los conceptos, pero eso podría soslayarse por el interés de la historia que cuenta. Al margen de su producción científica, analiza también la personalidad del aventurero y sus relaciones amistosas con otros hombres, su escaso o nulo interés por las mujeres y el matrimonio y sus vínculos familiares.

Me ha resultado una lectura interesante y reveladora, algo larga, no obstante, que nos muestra el contexto de una época apasionante en la cual el ser humano conquistaba definitivamente el mundo.

 

La invención de la ciencia: Una nueva historia de la revolución científica, de David Wootton. 
The Invention of Science. A New History of the Scientific Revolution
Traductor: Joandomènec Ros
800 páginas
Editorial Crítica



Argumento:

Vivimos en un mundo hecho por la ciencia pero ¿desde cuándo es así? Este libro cuenta la historia de la extraordinaria revolución intelectual y cultural que dio a luz a la ciencia moderna, y supuso un gran desafío a la ortodoxia prevaleciente de su propia historia.

Comentario:

Otra extensa obra sobre un tema apasionante: los inicios de la revolución ciéntifica que cambió el mundo. No solo hace un repaso de los grandes representantes de la ciencia de los siglos XVI-XVII-XVIII, como Galileo, Kapler, Copérnico, etc., sino también explica las teorías en vigor, las creencias, los experimentos y las personas que murieron por defender teorías controvertidas, como Giordano Bruno (y su idea de los múltiples mundos). 

El autor contextualiza la revolución científica en el marco de las especiales circunstancias que tuvieron lugar en esa época y lugar concretos del mundo, analizando la influencia de hechos históricos como el descubrimiento de América incluso en el uso de las palabras (la propia palabra "descubrimiento" y sus implicaciones, habría surgido de las exploraciones geográficas). Antes de este hito, la gente asumía que ya se tenía acceso a todo el conocimiento posible, por influencia de los referentes "clásicos" como Aristóteles. Sin embargo, a partir de entonces se puso en cuestión hasta el llamado "principio de autoridad", pues había gente que había visto cosas que Aristóteles no había mencionado en sus obras. Como puede imaginarse, la derrota del principio de autoridad tuvo implicaciones brutales.

Especial hincapie se hace en el origen, uso y etimología de las palabras relacionadas con la revolución científica, llegando a dedicar capítulos enteros, muy extensos, a citar cada aparición de ciertos términos en la literatura de la época ("hecho", "descubrimiento", "experimento"). Son precisamente estos capítulos los que más pesados se me han hecho. Una cosa es contextualizar y otra escribir decenas de páginas alrededor de una palabra concreta. La existencia de estas partes más pesadas lastra mucho la obra y convierte la lectura en algo bastante arduo. Aunque es cierto que resulta revelador darte cuenta de cómo la revolución científica alteró incluso hasta las lenguas europeas.

No se puede negar la abrumadora y alucinante documentación y erudición desplegadas, con un aparato crítico de casi cien páginas, y un montón de notas y referencias, pero tampoco que la obra ganaría en agilidad con un poquito de resumen. 

Eso sí,  este libro pone de manifiesto que el atraso científico español viene de lejos, pues son escasos los científicos españoles nombrados (o quizás no hay ninguno...), centrándose básicamente en alemanes, franceses, ingleses e italianos. Algo para pensar y analizar... Lo mejor, las reflexiones historiográficas. Quien lea este libro ha de saber que no se enfrenta a una lectura ligera precisamente...


¿Qué te ha parecido la reseña? ¿Te apetece leer este libro? ¿Ya lo has leído? (Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. El blog no se hace responsable de los spoilers que puedan aparecer en los comentarios, ya que Blogger no permite editarlos. Se ruega que se ponga un aviso si se van a mencionar. Gracias por tu opinión)

miércoles, 3 de enero de 2018

Mini reseñas: especial librerías: Penelope Fitzgerald, Mónica Gutiérrez y Petra Hartlieb



La librería, de Penelope Fitzgerald
The Bookshop, 1978
Editorial: Impedimenta

Argumento:

La señora Green compra un local para abrir una librería. La señora Gamart trata de impedirlo.

Comentario:

Quizá el principal «problema» de «La librería» sea la forma en que está relatada, contando los hechos externos (la compra de la librería, la descripción del edificio, la diferencia entre el dinero que invierte en material y lo que gana con las ventas), como si fuera una excusa para contar el desacuerdo entre la librera, Florence Green, y Violet Gamart, con el uso que se va a dar al lugar:   «…estamos todos algo alterados por la repentina transformación de nuestra Old House en una tienda; somos tantos los que teníamos la idea de convertirla en algún tipo de centro… Quiero decir, un centro artístico… para Hardborough.».


Apenas se incide en los pensamientos, emociones ni personalidades de los personajes, a quienes no se llega a conocer, aun menos empatizar con sus problemas. Nunca hay un enfrentamiento real entre ambas mujeres (la señora Green tiene una actitud pasiva, no parece enterarse de lo que ocurre a su alrededor), y  personajes como Christine Gipping, la niña que trabaja para ella, o Edmund Brundish, el único apoyo de Florence, quedan desdibujados, sin aprovechar su potencial.

Apenas quedan claros los motivos, que podrían parecer caprichosos, para algunos hechos y que el negocio sea una librería es irrelevante, cualquier otro negocio hubiera resultado igualmente inadecuado para la señora Gamart.  Por supuesto, de literatura apenas se habla.

Isabel Coixet ha dirigido una película basada en la novela, protagonizada por Emily Mortimer (Florence Green), Patricia Clarkson (Violet Gamart), Bill Nighy (Edmund Brundish) y Honor Kneafsey (Christine Gipping) en los principales papeles. Al parecer, hay varios cambios respecto a la novela. La Librería ha ganado tres premios Goya: a mejor guión adaptado, dirección y película.








La librería del señor Livingstone, de Mónica Gutiérrez 
Editorial: Amazon

Argumento:

Agnes Martí, arqueóloga en paro, encuentra trabajo, casi sin querer, en la librería del señor Livingstone.

Comentario:

«La librería del señor Livinstone» podría dividirse en dos 
partes. Mientras la dedicada a la librería resulta fresca, interesante, con personajes excéntricos y peculiares (deja con ganas de saber más del escritor residente, y lo que escribe, y 
sobre la señora Dresden), incluida la propia librería, cuya descripción (romántica e idealizada) logra que den ganas de ir a trabajar allí, o a que el señor Livingstone te recomiende algo para leer.


Sin embargo, cuando la historia sale de la librería y, sobre todo, se centra en la parte romántica, hacia la mitad de la obra, se vuelve más tópica y previsible, con algún romance (hay hasta tres) instantáneo y poco convincente, uno de ellos en especial no aporta nada a la novela.

Más interesantes son los juegos de palabras, bromas y conversaciones sobre obras muy conocidas, aunque llega un momento en el que llegan a abrumar, como también sucede con las descripciones y menciones de algunos lugares, a veces con un ligero tono «wikipedia».

Flojea en los conflictos, con soluciones demasiado fáciles, sin complejidad ni verdaderas complicaciones, quizá como consecuencia de tratarse de una novela «feelgood». El final es un tanto precipitado, con una resolución rápida y, en algunos aspectos, poco satisfactoria.

En conjunto se trata de una lectura amena, entretenida, bien redactada (apenas se detectan erratas. Ese Lawrence en referencia a Laurence Olivier y poco más), que deja con las ganas de tener una librería  como Moonlight Books.



Mi maravillosa librería, de Petra Hartlieb
Meine wundervolle Buchhandlung, 2014
Editorial: Periférica

Argumento:

Petra Hartlieb y su marido se enamoran de una librería y deciden comprarla y hacerse cargo del ngocio.

Comentario:

Resulta difícil creer que la autora lo sea también de novelas de misterio (en colaboración con otro autor), además de librera y lectora habitual, y haya escrito una obra tan inane y carente de interés.

El desarrollo muestra la carencia de una estructura definida, que organice la obra de alguna manera, ya sea por  el orden que suceden los hechos (reales) que relata (ver el local, decidir comprarlo, contratar empleados, etc, que se mencionan en cualquier momento, sin una motivación concreta), o por temas (clientes, lecturas, adquisición de ejemplares…), lo que produce una sensación de caos y confusión y perjudica la lectura al no encontrarle coherencia ni fluidez.

Las (seudo) anécdotas están contadas en un estilo inane, torpe, carente de ingenio. Tampoco son interesantes, o quizá se debe, precisamente, a cómo las relata. Es de lamentar, en especial, cuando habla de presentaciones de libros de autores más o menos conocidos.

Los personajes (muchísimos) no existen, hasta el punto en que la mayoría de ellos son meros nombres y funciones. ¿Se dice en algún momento cómo se llaman los hijos?

La autora/protagonista es quejica y victimista hasta la exageración, sobre todo teniendo en cuenta lo bien que les sale casi todo, con ayudas desinteresadas de personas que casi no conocen, préstamos, empleados que encuentra casi milagrosamente etc...

En resumen: 
«Mi maravillosa» librería es de esas obras que dejan con las ganas de no poner nunca una librería, por mucho que guste la literatura.


***T***


¿Qué te ha parecido la reseña? ¿Te apetece leer este libro? ¿Ya lo has leído? (Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. El blog no se hace responsable de los spoilers que puedan aparecer en los comentarios, ya que Blogger no permite editarlos. Se ruega que se ponga un aviso si se van a mencionar. Gracias por tu opinión)

miércoles, 20 de enero de 2016

Mini reseñas: especial Anagrama

Durante diciembre tuve la oportunidad de leer una gran cantidad de libros de los cuales no he hecho reseña. He aquí un breve resumen de algunas de estas lecturas, pertenecientes a obras publicadas por la Editorial Anagrama.



El Imperio de Yegorov

(finalista premio Herralde)
Manuel Moyano
Editorial Anagrama
192 páginas

 
Novela sin narrador, al modo de "Pantaleón y las visitadoras" de Vargas Llosa, donde se suceden recortes de noticias, fragmentos de diarios, entrevistas, entradas de blogs y otros recursos, para contar una historia de ciencia ficción (o fantasía), algo previsible, aunque interesante. El problema es que, si bien la estructura es "original" (que no novedosa), la prosa, por la propia naturaleza de los recursos utilizados, no está a un nivel muy elevado. El tema es lo que más me ha atraído, aunque, más o menos, se va imaginando lo que va a pasar según lees. Ágil lectura sobre la muerte y la lucha contra ella, el poder, la pérdida de la juventud, etc. Quizás no logra transmitir todo el horror distópico que debería, pero es que es demasiado corta y apresurada. Y la estructura elegida no ayuda a profundizar en los personajes y sus conflictos, por el exceso de objetividad y de visión externa. Al final del libro, se añade un innecesario glosario o lista de personajes con sus mini biografías.



Bartleby y compañía

Enrique Vila-Matas
Editorial Anagrama
184 páginas

Extraña e imaginativa novela que mezcla la ficción y la no ficción, "notas para una novela inexistente" que hace un recorrido sobre los autores aquejados del mal de no poder o querer escribir, famosos autores de "una sola obra" o de muy escaso currículum. Numerosas citas y referencias, intercaladas con la experiencia personal del narrador en primera persona, que se inventa encuentros con Salinger y otras anécdotas. Que a nadie le asuste la novedosa estructura y su carácter metaliterario y de homenaje a la literatura. Muy bien escrita y entretenida (para quien le gusten estos temas, claro).

 

Cicatriz

Sara Mesa
Editorial Anagrama
200 páginas

Dando saltos en el tiempo, cuyo sentido no he entendido muy bien, y ambientada en un país imaginario (que podría ser un trasunto de España), se nos narra la historia de una relación on line, basada en la literatura en principio, pero que luego se convierte en algo un poco agobiante y desagradable. Personajes demasiado extremos y de comportamientos incomprensibles para mí (¿por qué ella no manda a la mierda a ese acosador y delincuente?) y que se extienden a lo largo de varios años, la obra recuerda un poco a la de Glattauer de "Contra el viento del norte", intercalándose largas cartas en la narración clásica. Muy de los tiempos modernos, de la virtualidad, del mundo online, del pensamiento débil... Extraña historia de amor que linda con la obsesión y la locura, y habla de las máscaras que se adoptan en la relación con los demás en internet, de los juegos de la imaginación, etc.

 


Cuatro por cuatro

Sara Mesa
Editorial Anagrama
272 páginas

Dividida en dos partes, la primera es solo pasable y casi similar a una novela juvenil (con un lenguaje algo más oscuro y una trama insinuada y, en algunas partes, explícita); pero la segunda es un poco aburrida y llena de partes sobrantes: un nuevo profesor del internado nos cuenta a modo de diario sus impresiones sobre el lugar, viendo misterios por todos los lados, misterios que el lector ya adivina e imagina, ambientado todo en un lugar que no se describe mucho y afectado por una especie de revuelta o situación de caos que tampoco se sabe por qué existe. Personajes prescindibles como la hermana del protagonista, y las reflexiones de este, a menudo fuera de lugar, hacen que la novela sea un poco pesada de leer, aunque, por suerte, es corta. Hay algunos fragmentos que buscan la "qualité" (es un Anagrama, no lo olvidemos), y tiene algún destello, pero el conjunto (entre lo obvio, lo onírico y lo vacío) no me ha convencido mucho. Muchas palabras para contar poco, y el epílogo... confirma lo que ya sabíamos o sospechábamos todo el rato aunque, cómo no, tampoco hay explicaciones nada más que envueltas en brumas y en un tono críptico. Es de esos libros de "el autor pasa de hacer relaciones causa efecto y de justificar el argumento y que sea el lector el que lo ponga todo de su parte", da igual que lo que ocurra no sea creíble, ya que se trata de una novela "simbólica".




¿Qué te ha parecido la reseña? ¿Te apetece leer este libro? ¿Ya lo has leído? (Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión)

viernes, 15 de enero de 2016

Mini reseñas: 4 bosilibros

Estrenamos Mini Reseñas, artículos que reunirán los comentarios de varias novelas que por diversos motivos no hemos reseñado en largo (no hay mucho que decir, falta de tiempo etc). Se intentará reunir obras cuyo contenido sea similar o tenga algo en común, como estos cuatro bolsilibros de Bruguera, de la Selección Terror y Punto Rojo.

Noche de difuntos, de Clark Carrados (Selección Terror #132):


Se trata de una versión, intencionada o no, de la novela «Diez negritos», de Agatha Christie: El fallecimiento de Hyram W. Koldicutt y la reunión para  lectura de su testamento ante sus herederos es un punto de partida similar al de la obra de Christie. Que pronto queden aislados, rodeados por un foso y empiecen a ser asesinados con métodos cercanos al gore acentúa unas similitudes que son solo las primeras, si bien hay algunas diferencias en el desarrollo y conclusión.

Correctamente redactada, con varios giros argumentales no del todo previsibles, alguna sorpresa, cierto ingenio en los métodos utilizados para cometer los crímenes y una pareja (los únicos herederos que no conocían al difunto), Bat Bludin y Marion Ford, decidida a averiguar lo que sucede mientras los otros invitados empiezan a sucumbir víctimas de sus «debilidades» («Y cobrarán esa parte, desde luego, suponiendo que vivan para ello, porque yo les he condenado a muerte y morirán de la muerte acorde con sus circunstancias personales, a menos que renuncien al dinero que les corresponde.»)

La habilidad del autor para crear una atmósfera de tensión, terror e intriga consigue que la historia se lea con interés y curiosidad, en especial quien no conozca la mencionada obra de Agatha Christie.

El fantasma y Miss Pitt, de Clark Carrados (Selección Terror #488):


Novela bien estructurada: un asesinato en extrañas circunstancias, presentación de los personajes protagonistas, misterio (¿existe el fantasma con el que habla la señorita Pitt? ¿Quién comete los crímenes? ¿Qué ocultan el mayordomo y la doncella?), más asesinatos, sospechosos, diálogos ingeniosos (en especial entre Barnes y  Joyce), un poco de romance, explicaciones, resolución, fin.

Si bien la señorita Arabella Pitt y su fantasma, Francis, dan título a la obra, los verdaderos protagonistas son dos recién llegados, el mayordomo Austin Barnes y la doncella Joyce St Swithin (encargados también de la trama romántica), siendo secundarios el resto del servicio, algunos invitados y las cada vez más numerosas víctimas.

Sigue las convenciones del género (terror y misterio), sabe resolver las diferentes tramas con eficacia y logra que se lea con interés e intriga por saber quién hizo qué a quién y por qué. 

Un solo ataúd, de Silver Kane (Punto Rojo #1):


Tras un punto de partida interesante (la protagonista, Magda, hablando con su difunto prometido, Percy, mientras le vela durante su funeral), la novela no tarda en abordar los asesinatos más o menos siniestros en lugares tenebrosos y, en apariencia, cometidos por Percy, lo que da ocasión a que algunos personajes crean que Magda está algo desequilibrada, algo que ella no intenta desmentir con demasiado entusiasmo, e incluso oculta una información de gran relevancia que solo revela al final, contra toda lógica, cuando conviene al autor.

La aparición de Clive Sanders, un amigo de Percy, cuyas intenciones no parecen del todo claras (¿quiere ayudar a Magda o busca algo?) y los asesinatos hacen avanzar la narración en un tono desigual, que pronto empieza a resultar poco creíble y hasta previsible.


Un ligero misterio, algunas escenas truculentas y el inevitable romance logran que la novela resulte entretenida sin más.

El Aire Tiene Huellas, de Lou Carrigan (Punto Rojo #2):


Como es habitual en las novelas de Carrigan, «El aire tiene huellas» destaca por un tono de humor e ingenio a cargo de un protagonista en primera persona, Conan Stewarts, tan frívolo y superficial como encantador que preside, sobre todo la primera parte de la historia. La segunda mitad, centrada en la «acción» es más convencional e incluye visitas a sospechosos, peleas, romance (entre Conan y Sue Gaskell, enfermera de su tía) y resolución del caso

Un comienzo con connotaciones sobrenaturales (esa llamada que recibe Conan tras fantasear con asesinar a tía Carolina con ayuda de su «poder mental», inspirado por la lectura de un libro titulado «Auténtica Magia Negra») que pronto se abandonan por una trama más convencional y «realista» (¿Intentan incriminarle en el asesinato de su tía? ¿Quién?), diálogos ingeniosos protagonizados por Stewarts y otros personajes, en especial Sue, que le acompaña durante gran parte de la investigación o su amigo, el policía Archie MacRae, son las principales bazas para conseguir una novela muy entretenida aunque su desarrollo es desigual y el final, quizá por la obligada extensión de la colección, es un tanto precipitado.




Otros Bolsilibros Brugera reseñados en este blog:



***T***


¿Qué te ha parecido la reseña? ¿Te apetece leer este libro? ¿Ya lo has leído? (Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión)