Mostrando entradas con la etiqueta Mundo Literario. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Mundo Literario. Mostrar todas las entradas

miércoles, 27 de diciembre de 2017

Nuestras mejores y peores lecturas del año 2017




Como todos los años, toca hacer repaso de cómo ha sido el año lector. Este año me había propuesto leer 60 libros en mi reto de Goodreads, y he logrado sobrepasarlo en dos, es decir, he leído 62 libros. No es mucho... teniendo en cuenta que Thersuva ha leído... ¡84 libros! 

Estos comentarios que vamos a hacer sobre nuestras mejores y peores lecturas son, naturalmente, opiniones; no pretendemos sentar cátedra sobre lo mejor o lo peor, sino solo expresar lo que más nos ha llegado o irritado, basado o no en criterios literarios, aunque, por supuesto, estos son los que  intentamos que nos guíen. 

Pero basta de rollos. Aquí va mi lista. Abajo, la de Thersuva. Naturalmente, no he puesto todo, solo una selección, ya que otras lecturas que me gustaron, por ejemplo, son libros digamos tipo técnico. Y entre los peores, he omitido a un par de autores españoles...

Peores y mejores lecturas de M.C. Mendoza

Este año está claro que ha sido, para mí, el año de la no ficción. No solo he leído  mucha, sino que a este apartado pertenecen los libros que más me han gustado o aportado. El subgénero literario que más he leído ha sido, creo, fantasía y Ciencia Ficción.

Libros leídos (total): 62
Escritos por mujeres: 20
Escritos por hombres: 42
Españoles e hispanoaméricanos: 30
Extranjeros: 32

Mejores

Maus: Relato de un superviviente Spiegelman, Art Aunque me parece un cómic largo y repetitivo, resulta interesante y humano. Las primeras quince vidas de Harry August North, Claire

Buena premisa y desarrollo inicial. Terminó haciéndose algo pesado, pero bueno, dentro de lo que hay, es de lo mejor que he leído.

Querida Ijeawele: Cómo educar en el feminismo
Adichie, Chimamanda Ngozi

Breve carta de una mujer nigeriana a una jovencita con consejos feministas. Interesante comprobar que en todo el mundo las mujeres, sean de la cultura que sean, tienen los mismos problemas.

La otra cara de la conquista: Viaje a las Indias maravillosas
Herren, Ricardo

Divertida colección de anécdotas con afán divulgativo sobre curiosidades de las conquista de América. No será la mejor obra de historia del mundo pero a mí me hizo gracia.

Teoría King Kong
Despentes, Virginie

Libro duro y demoledor donde la francesa Despentes nos cuenta, crudamente, su visión sobre el feminismo, y además, cuenta experiencias propias, como una violación o sus opiniones sobre el porno o la prostitución. No estoy de acuerdo en muchos de sus postulados pero resulta interesante conocer esta visión.

La cocina de la escritura
Cassany, Daniel

Un clásico bien estructurado y claro sobre cómo escribir mejor. Recomendado.
La noche de la Usina
Sacheri, Eduardo

Una novela divertida sobre la ominosa época del "corralito" argentino. Ladrones entrañables que roban a otro ladrón. 
La invención de la ciencia: Una nueva historia de la revolución científica
Wootton, David

Grueso mamotreto algo divagante y con partes pesadas, pero muy bien documentado sobre uno de los momentos más apasionantes de la historia humana: los inicios de la ciencia moderna. Fascinante saber cómo se gestaron incluso las palabras que hoy nos son corrientes como experimento, descubrimiento, etc.

La invención de la naturaleza
Wulf, Andrea

Otro mamometreto, en este caso sobre la figura de Humbolt, hombre increíble cuya vida daría no solo para una película sino incluso para una serie con varias temporadas. La autora se recrea contando cada paso del genio, quizás excesivamente, pero es tan interesante que pasas por alto la prolijidad...

En busca de New Babylon
Scali, Dominique

Curioso western moderno, con dosis de "alta literatura". Experimento quizás no redondo pero si apreciable.


Destacados

La leyenda de las dos piratas
Vila, María

Un libro de casi mil páginas siempre es algo a tener en cuenta, y sí encima trata de aventuras en el mar y piratas, y lo ha escrito una mujer, joven para más inri, mucho más. Algún pequeño anacronismo, pero lo destaco por el resto de sus valores. Y porque las mujeres no solo escribimos "rosa", romántica, intimismo, "novela femenina", etc...

Trilogía del Tearling, de Erika Johansen

No será el mejor libro de fantasía-CF del mundo mundial pero logró que me metiera en la historia, cosa que rara vez me pasa en los últimos tiempos. Final algo soso, eso sí.


Decepciones

Le crime du comte Neville
Nothomb, Amélie

Clásico ya que Nothomb me decepcione con sus últimas novelas. Ya no es la que era, o será que ya me sé sus "chistes".

Por último, el corazón
Atwood, Margaret 

Muy lejos de sus obras clásicas, como "El cuento de la criada".

Los que menos me gustaron 

Anna
Ammaniti, Niccolò

Incomprensible que en una editorial como Anagrama publiquen esta historia que parece de zombis, y ni siquiera de zombis buena...

El silencio de las tierras altas
Bragi, Steinar

La ambientación en las tierras altas islandesas es lo mejor. El resto, bodrio.

Nunca es tarde
Tristante, Jerónimo

Increíble que una novela que es apenas un borrador sin rematar, llena de reiteraciones, haya ganado un premio literario. Supongo que tendrá su público...

El fuego invisible
Sierra, Javier 

El premio Planeta de este año es más de lo mismo en temática (Grial, misterios religiosos) y, encima, contado de forma más aburrida y carente de acción. Final acadabrante.

Terapia amorosa
Glattauer, Daniel

Una tontería, breve por suerte, bastante previsible.
Origen (Robert Langdon, #5)
Brown, Dan 

Dan requiere un lugar aparte: ya de por sí es malo, pues con este libro es aún peor. Una España como jamás has visto (jaja) con un aventurero (Langdon) más mediocre que nunca. Descacharrante y surrealista. 

Rosa de ceniza
Rahola, Pilar

La redacción es correcta, pero la autora pasa de novelizar y dramatizar. Nos lo cuenta como si fuera un libro de Historia, y desaprovecha el tema de la Semana Trágica de Barcelona. Aburrido y panfletario, parece escrito en el siglo XIX.

La influencia silenciosa: Cómo el clima ha condicionado la historia
Brasero, Roberto

Malísimo. La redacción mala, el contenido pobre. 

Lecturas de Thersuva:

Total de novelas leídas: 84
Escritas por mujeres: 49
Escritas por hombres: 35
Españolas e hispanoamericanas: 38
Extranjeras: 46


Mejores (¡qué pocas hay!):

La escritora, de Carmen Conde (novela de género bien escrita y desarrollada).
La biblioteca de los libros rechazados, de David Foenkinos (metaliteratura, misterio, amor a la lectura, mundillo literario).
La gárgola, de Andrew Davidson (qué buena es la primera mitad, humor e ingenio dentro del más horrible drama, y cómo baja el nivel en la segunda).
Eleanor Oliphant está perfectamente, de Gail Honeyman (ejemplo de novela en primera persona bien narrada, tan evocadora como sutil. Protagonista interesante, con muchos matices, se empatiza con ella. Conexión emocional con la historia y los personajes).


Bien:

Y si fuera cierto, de Antonia J. Corrales (la mejor novela de la autora, bien planificada y redactada, mensaje. Se aprecia una interesante evolución)
No soy un monstruo, de Carme Chaparro (género, bien redactada, reflexiones sociales, mensaje)
Lo que habita dentro, de Malenka Ramos (revisión de It, de Stephen King, a ratos larga y dispersa, lo compensa el mensaje final y los tramos de interés)
La pared vacía, de Elisabeth Sanxay Holding (retrato de una sociedad, una familia y una mujer que se cuestiona todo lo que la rodea, incluso a sí misma, en clave de novela de misterio)
Mi primer gran caso, de Javier Holmes (primera persona, estructura clásica, protagonista ingenioso y culto. Fallan la sencillez de la trama y algunas incoherencias. Tiene potencial.)
El final del hombre, de Antonio Mercero (novela de misterio bien llevada)
Mejor la ausencia, de Edurne Portela (Hace sentir y pensar, final fallido.)
― Niebla en Tánger, de Cristina López Barrio (misterio, metaliteratura, romance, bien estructurada y desarrollada, permite reflexionar y el final encaja con el resto de la novela).
Mil veces hasta siempre, de John Green (Adolescentes creciendo en medio de problemas y dramas. Tiene su punto).
Frío, de Jordi Sierra i Fabra (novela negra clásica. Profesional).
Los demás seguimos aquí, de Patrick Ness (adolescentes creciendo entre problemas, una vez más. La «gracia» de la historia es cómo se cuenta y, sobre todo, lo que no cuenta, pero influye de  alguna manera en los protagonistas).
La hija del alfarero, de José Luis Perales (en realidad  está mal escrita, pero tiene el valor de su potencial como intento de transmitir algo).
La librería del señor Livingstone, de Mónica Gutiérrez  (tras leer otras dos novelas con librerías como protagonistas, esta destaca por cómo transmite el amor tanto a los libros como a los lugares donde se venden. La parte romántica desmerece un poco el resultado final).


Uf:

La parte escondida del iceberg, de Màxim Huerta (cientos de vueltas y vaguedades para no contar nada. Repetitiva, vacía, fallida)
La noche de tus ojos, de Sandra Andrés Belenguer (no solo está mal redactada y estructurada, sino que el «mensaje»  de carácter «romántico» que transmite, con una protagonista pasiva y boba, es, como mínimo, cuestionable e inquietante)
El color del silencio, de Elia Barceló (estructuralmente fallida, previsible, aburrida)
Pecado, de Benjamin Black: (digresiones, escenas innecesarias, apenas investigación, difícil empatizar mínimamente con los personajes, la conclusión es abrupta y el epílogo explicativo.)
Los crímenes del lago, de Gemma Herrero Virto (primera persona fallida, demasiado explicativa, y obvia, larga, enrevesada)
Origen, de Dan Brown (sin duda su peor novela. Sin sentido, sin misterio, sin emoción, mal escrita, sin capacidad de enganchar o interesar).
Eva, de Arturo Pérez-Reverte (la misma estructura de Falcó, más aburrida)
Nunca es tarde, de Jerónimo Tristante (borrador sin revisar que utiliza torpemente todos los clichés del género. Hubiera podido ser entretenida).
Mi maravillosa librería, de Petra Hartlieb (anodina, aburrida y sin alma. Se quitan las ganas de tener una librería y, casi, de leer).
La librería, de Penelope Fitzgerald (fría, distante. La película solo puede mejorar la historia).

Abandonos:

Los sioux, de Irene Handl.
El gigante enterrado, de Kazuo Ishiguro.
Caraval, de Stephanie Garber.
Más allá del Invierno, de Isabel Allende.




¿Qué te ha parecido la reseña? ¿Te apetece leer este libro? ¿Ya lo has leído? (Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. El blog no se hace responsable de los spoilers que puedan aparecer en los comentarios, ya que Blogger no permite editarlos. Se ruega que se ponga un aviso si se van a mencionar. Gracias por tu opinión)

domingo, 28 de septiembre de 2014

Operación Triunfo y Gran Hermano juntos para escritores: Operación Tagus

Qué tiempos aquellos en los que el criterio para elegir el ganador de un premio era la excelencia y la calidad en sana y justa competencia, no de personas, sino de obras. Bien es cierto que muchos de los premios literarios (en especial los mejor dotados económicamente) nunca han estado libres de sospecha en cuanto a la justicia y oportunidad de sus fallos, pero siempre quedaba la ilusión de que el jurado valorara los textos y tuviera buen criterio incluso dentro de la más absoluta comercialidad (¿no viven las editoriales de publicar libros?). 

Parece ser que está cambiando el paradigma. Hoy en día lo importante no es tener una obra de calidad (o, al menos, digna para el consumo). Olvidémonos de los viejos consejos de los talleres literarios y de los gurús que adoctrinan sobre las bondades del buen escribir como garantía del éxito en el mundillo. El descalabro de las ventas de libros obliga a las empresas que viven de ellos a romperse la cabeza con nuevas ideas que ocultan la cruda verdad sobre los cambios culturales que acontecen en una sociedad hiper tecnificada y cuyo ocio se centra en lo audiovisual y en apretar teclas y botones. 

Pero ese no es el tema que nos ocupa. 

Si ya habíamos contemplado con estupor el Concurso literario online para autores «indies» organizado por Amazon y cuyas bases incluían términos bastante dudosos y sospechosos, como no dejar claro cuáles eran TODOS los criterios de selección de originales: «cinco finalistas serán seleccionados exclusivamente por Amazon entre los Participantes con base en una serie de criterios diversos (tales criterios a determinar únicamente por Amazon), incluyendo, pero no limitados al número de ventas y comentarios de los clientes»; ahora tenemos el colmo de los colmos, el Gran Hermano literario que amenaza con tirar por tierra la idea de que la literatura es cultura o aporta algo al ser humano y que sustituye el análisis, estudio y valoración de la calidad artística y narrativa de un texto por los «juegos del hambre» y la democracia mal entendida con un único ganador posible y que no es el escritor.

Hasta el nombre recuerda a los programas de televisión que supuestamente buscan a la nueva gallina de los huevos de oro entre miles de aspirantes con un «sueño» (¿ser famosos? ¿Ganar mucho dinero?). 

Aquí tenemos pues OPERACIÓN TAGUS, el nuevo proyecto en el que SOLO PUEDE QUEDAR UNO, un escritor cuyo mérito no será el de crear la obra de mayor complejidad o calidad, con el mejor uso del lenguaje o de las técnicas narrativas, ni siquiera el que mejor conecte con el público lector masivo, sino aquel que sea capaz de movilizar más gente a su favor para que voten por su propuesta, sea buena o mala, eso qué importa, incluso sin conocer el propio texto, y así conseguir que publiquen su libro en la plataforma Tagus (sin pagar) o la editorial X. Claro está que es voluntario. A ningún autor le obligan a participar en ese juego, pero no podemos evitar hacernos ciertas preguntas.

¿Este es el futuro de la literatura? ¿Convertirse en un concurso de popularidad? ¿Autores que en lugar de luchar por mejorar su estilo lo hacen por buscar votos? ¿Editoriales que seleccionan libros para publicar basándose en criterios como el potencial de un autor para moverse en la red en busca de sus clientes? ¿Editoriales «de las grandes» que terminarán por crear plataformas «de pago» para autores a los que no publicarían pero de los que sacarán beneficio igualmente, por supuesto? ¡Al tiempo, con esto último! 

Creo que va siendo hora de que los propios autores piensen sobre cuál es su idea de la literatura y dónde quieren terminar. Si ya las condiciones de muchas editoriales «tradicionales» rozan lo inaceptable ¿qué decir entonces de esto? ¿Y en qué lugar queda el otro protagonista de la literatura que es el LECTOR? ¿Qué hará este cuando las editoriales solo le ofrezcan libros elegidos por la sinopsis «democráticamente»? 

Para terminar, cito una parte de las bases de la Operación Tagus (a nadie obligan a participar, repito), y a juzgar por uno mismo:

«Operación Tagus se dividirá en cuatro fases:


- Fase 1: Desde hoy 22 de Septiembre hasta el 12 de Octubre. En este periodo tenéis que subir la sinopsis de vuestro libro y acumular el máximo número de “Me gusta” para poder pasar a la siguiente fase. Se procederá al descarte del 35% de obras con menos votos.



– Fase 2: Desde el 13 hasta el 26 de Octubre: Los usuarios que hayan acumulado más “Me gusta” tendrán que subir el primer capítulo de su obra y nuevamente conseguir votos. Se descartarán el 35% de las obras con menos “Me gusta”.



– Fase 3: Desde el 27 de Octubre al 10 de Noviembre: En esta fase los usuarios que continúen tendrán que subir el segundo capítulo de su obra y cómo no, conseguir votos. Se hará un descarte del 20% de las obras con menos “Me gusta”.



– Fase 4: Desde el 11 al 16 de Noviembre: En esta fase final los usuarios finalistas deben conseguir el máximo número de votos posibles.



El autor que más votos consiga a lo largo de las cuatro fases será el nuevo ganador de Operación Tagus y, por tanto, el nuevo autor de Ediciones Tagus»




Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión. Insultos o comentarios personales sobre las administradoras no saldrán publicados, solo comentarios de los libros.